martes 23 de mayo de 2017
   
Text Size

Búsqueda

¿Qué es el Alcoholismo?

La Asociación Médica Americana ha catalogado el alcoholismo como una enfermedad que puede ser controlada pero no curada. Uno de los síntomas es un incontrolable deseo de beber. El alcoholismo es una enfermedad progresiva y mientras el alcohólico siga bebiendo, su impulso de beber seguirá en aumento. Si la enfermedad no es controlada puede terminar en la locura o la muerte. La única manera de contrarrestar el alcoholismo es una abstinencia total.

El alcoholismo es una enfermedad para toda la vida. Autoridades en la materia coinciden en que el alcohólico, aun con varios años de sobriedad, no puede controlar sus tragos cuando comienza a beber nuevamente.

Hoy en día hay muchos tratamientos exitosos para el alcoholismo. Alcohólicos Anónimos es el más difundido y considerado mundialmente el más eficaz. El alcoholismo ya no es una condición sin esperanza, siempre y cuando sea reconocido y tratado.

Personas de diferentes clases son alcohólicas... Sólo de un tres al cinco por ciento de los enfermos alcohólicos son vagabundos, el resto conservan a su familia y empleos y se manejan más o menos bien, aunque su forma de beber puede afectar en parte a su vida familiar, social, trabajo o bien a estas tres cosas. Un enfermo alcohólico es aquél que tiene problemas en cualquier aspecto de su vida a causa de la bebida.

El alcohólico bebe porque piensa que tiene que hacerlo, utiliza el alcohol como una muleta o un escape. Está dolorido emocionalmente y recurre al alcohol para acabar ese dolor; pero a la larga depende tanto del alcohol que está convencido que no puede vivir sin él. Esto se llama obsesión.

Algunos alcohólicos cuando tratan de dejar de beber sufren síntomas tan angustiantes que recurren nuevamente a la bebida porque sienten que es la única manera de aplacar la agonía. Esto puede llamarse "dependencia del alcohol".

A muchos de los alcohólicos les gustaría ser bebedores sociales. Emplean mucho de su tiempo y esfuerzo tratando de controlarse para poder beber como otras personas. Beben los fines de semana o se limitan a beber cierta clase de bebidas, pero nunca pueden estar seguros de poder detenerse cuando lo deseen. Terminan por emborracharse, aun cuando se habían propuesto no hacerlo. Esto se llama compulsión.

El alcoholismo es un tipo de enfermedad en la que el paciente no cree estar enfermo. La esperanza de recuperación estriba en su capacidad de reconocer su necesidad de ayuda, su deseo de dejar de beber y su disponibilidad en admitir que, por sí mismo, no puede lidiar con el problema.

Comité de Área de Jalisco

Eulogio Parra # 1523 C.P. 44600
Horario.
Lunes a Viernes de 10  a 2  y de 3 a 7
Sábados de 10 a 2
Apartado Postal  1-354
Tel/Fax (01-33)  3614-0904
contacto@alanon-jalisco.org.mx